Los límites en la educación

Exigir siempre debe ser un acto de amor y para educar tendremos que exigir con amor.

Exigir y poner límites es una tarea realmente difícil para padres y educadores. En primer lugar, porque no existe una regla determinada que defina qué está bien y qué está mal. Los padres y los educadores diariamente se enfrentan al conflicto de imponer prohibiciones, dar permisos y aplicar castigos, y siempre tienen el temor de si fueron muy severos o fueron muy permisivos. Nadie quiere ser autoritario, ni tampoco llegar a la dejadez.

Read more