El funcionamiento del Colegio Amador se rige por las siguientes líneas de acción:

Buscar el desarrollo integral de los estudiantes en todas las dimensiones: psicofísicas, afectivas, intelectuales, morales, éticas, espirituales, religiosas, culturales, patrióticas, sociales.

Para alcanzar esto, todo el proceso se encamina a que los alumnos y las alumnas construyan permanentemente su identidad personal y social, al mismo tiempo que construyen sus conocimientos y saberes.

Desarrollar las inteligencias, capacidades y habilidades de los estudiantes:

Con Libertad. Creando un clima de respeto y confianza entre los alumnos y el personal docente directivo, de manera que se facilite la construcción permanente de la identidad personal y social de los alumnos, en un marco justo, responsable, humano y fraterno. Un fin importante del proceso educativo es crear en los estudiantes una personalidad democrática con capacidades lingüísticas y de análisis, propias del individuo de hoy y del futuro, capaz de expresarse con lógica, defender sus puntos de vista con coherencia y participar en la discusión democrática de aspectos importantes de su vida personal y de su entorno social.

Con Inteligencia. Desarrollando en cada alumno y alumna capacidades intelectuales, deportivas, creativas y artísticas; permitiendo que cada uno construya sus conocimientos y saberes reglamentados en el currículo establecido por el Ministerio de Educación de la República Dominicana. En este sentido se orientan en sus capacidades y en su personalidad, estimulando el descubrimiento de su originalidad, creatividad, iniciativa; valorándose como “individuo importante” dentro del contexto escolar, familiar y social. Todo lo que el estudiante aprende en el Colegio tiene el propósito de prepararlo para la vida y para la actividad laboral que como futuro hombre o mujer desarrollará, por ello se insiste en la cooperación, trabajo en equipo, manejo de idiomas y tecnologías, búsqueda de información, manejo de técnicas artísticas, empleo de la educación física como vía para mejorar la salud, desenvolvimiento en organización, planificación, desarrollo y control de actividades sociales, culturales y científicas.

Con Fe Cristiana. Reconociendo de forma crítica, dinámica y auténtica los valores morales, éticos, espirituales, religiosos, culturales, patrióticos y sociales que el hombre y la mujer de hoy deben mantener y transmitir a las futuras generaciones. El Colegio abraza la filosofía de la fe Católica y reconoce la intercesión de la Virgen María en cada una de las aspiraciones que tiene y confía en la sabiduría que llega de Dios.

Integrar en el proceso formativo de los estudiantes todos los factores que en él intervienen: padre, madre, tutores, familiares, amigos, profesores, personal de apoyo y dirección.

Para el logro de esto, la Dirección del Colegio, mantiene un canal abierto de comunicación permanente entre todos estos factores, dando especial atención a todas las actividades que integran la labor educativa con las familias y la comunidad.